Información Médica

RegresarFisura Anal

¿QUÉ ES UNA FISURA ANAL?


Es una pequeña ruptura o cortada en la piel que bordea el ano. Típicamente causan dolor y a veces sangrado. Éstas son usualmente frecuentes, pero suelen ser confundidas con otras causas de dolor y sangrado, como las hemorroides.

 

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DE UNA FISURA FISURA ANAL?


Los síntomas típicos incluyen el dolor durante o después de la defecación y el sangrado. Los pacientes pueden tratar de evitar la defecación debido al dolor.

 

¿QUÉ CAUSA UNA FISURA ANAL?

 

El trauma: algo que pueda cortar o irritar el revestimiento interno del ano puede causar una fisura.

Una evacuación dura, seca es la típica causa para una fisura. Otras causas incluyen la diarrea o condiciones inflamatorias del área anal. Las fisuras anales pueden ser agudas (comienzo reciente) o crónicas (presentes por un largo tiempo o frecuentemente recurrentes).

 

Las fisuras crónicas frecuentemente tienen un pequeño bulto externo asociado con la cortada que se le llama papila centinela o colgajo de piel.

 

¿CÓMO SE PUEDE TRATAR UNA FISURA?

 

Frecuentemente el tratar la constipación o diarrea puede curar una fisura. Una fisura aguda es típicamente manejada con tratamiento no quirúrgico y por arriba del 90% se pueden curar sin cirugía. Una dieta rica en fibra, suplementos de fibra, ablandadores de heces, y abundante líquidos ayuda a aliviar la constipación, promover evacuaciones fáciles y ayuda a curar el proceso. Dieta alta en fibra también ayuda a mejorar la diarrea. Baños de asiento con agua tibia por 10 a 20 minutos cada día en momentos de crisis son tranquilizadores y promueven la relajación de los músculos del ano, lo cual también ayuda en la curación. En ocasiones, medicación especial puede ser recomendada. Una fisura crónica puede requerir tratamiento adicional.

 

¿PODRÍA RETORNAR LA FISURA?

 

Las fisuras pueden recurrir fácilmente, y es frecuente que una fisura curada recurra luego de una evacuación dura. A pesar de esto, luego que el dolor y sangrado han desaparecido uno podría continuar apostando por los buenos hábitos intestinales y a la adherencia por una dieta rica en fibra o un régimen con suplementos de fibra. Si el problema retorna sin una causa evidente, se necesitarán más evaluaciones.

 

¿QUÉ SE PUEDE HACER SI LA FISURA NO SE CURA?

 

Una fisura que falla en la respuesta al tratamiento debería reexaminarse. La persistencia de evacuaciones duras o flojas, cicatrices o espasmos del músculo esfínter anal interno, todo esto contribuye a retrasar la curación.

 

Otros problemas médicos como las enfermedades inflamatorias intestinales, infecciones o crecimientos en el a no (tumores de piel) pueden causar síntomas parecidos a las fisuras, y los pacientes sufrirán de dolor anal persistente que deben ser examinados para excluir estas condiciones.

 

¿EN QUÉ CONSISTE LA CIRUGÍA?

 

La cirugía es un tratamiento altamente efectivo para una fisura y sus rangos de recurrencias son bajos. Usualmente consiste de una pequeña operación para cortar una pequeña porción del músculo esfínter anal interno (esfinterotomía interna lateral). Esto ayuda a curar la fisura y disminuye el dolor y espasmo.

 

Si una papila centinela está presente, esta también puede ser removida y promover la curación de la fisura. Una esfinterotomía rara vez interfiere con el control de las evacuaciones y es más común realizarla como un procedimiento ambulatorio corto. El tratamiento quirúrgico de tener otros su cirugía debe conversarlo con usted.