Información Médica

RegresarIncontinencia Fecal

¿QUÉ ES LA INCONTINENCIA?

Es la perdida de la capacidad para controlar de manera voluntaria la salida de gases y materia fecal, la cual puede ser un padecimiento leve como el escape “accidental“ de gases a algo severo como la salida de materia fecal liquida o solida


Causas


• Lesión al momento del parto

• Lesión en los músculos del ano

• Disminución de la fuerza con la edad

 

Hay varias causas de incontinencia. El daño provocado al momento del parto es una de las mas comunes, la se debe a la ruptura de los músculos o nervios del ano. Algunas de estas lesiones pueden ser identificadas en el momento del parto (solo en 1 de cada 10 mujeres) pero en la gran mayoría no, manteniéndose ocultas sin molestias hasta la edad adulta.


En estos casos es común que la paciente no relaciona el parto con la incontinencia.


Las cirugías del ano (como hemorroidectomía) o lesiones accidentales en los tejidos alrededor del ano, pueden dañarlos músculos de la misma forma


Algunas personas presentan perdida de la fuerza para contraer el ano (“apretar”) al avanzar su edad. Por lo que una molestia leve en la juventud puede progresar a algo grave con el paso del tiempo.


Muchos pacientes reconocen los síntomas de este padecimiento al presentar diarrea, ya que se dan cuenta de la sensación de urgencia (no pueden aguantar) o escape de materia fecal liquida cuando tienen el deseo de ir al baño. Esto se debe a las lesiones ya existentes, que provocan debilidad de los músculos del ano. Igualmente si esta salida accidental de heces se acompaña de sangre, deberá acudir inmediatamente a su medico, ya que podría tratarse de un problema mas grave como inflamación del colon (colitis), un tumor rectal o prolapso rectal. Todas estas situaciones requieren una pronta valoración por parte de su médico.


¿QUÉ SE DEBE HACER PARA SABER SI TENGO INCONTINENCIA?


Si presenta algunos de los síntomas ya descritos, deberá plantear esta duda a su medico, quien el ayudara a saber si usted la padece y que tanto impacto tiene en su vida. El medico podrá encontrar datos importantes al platicar con usted que podrán orientar a algún probable origen de ella. Por ejemplo: cuantos hijos a tenido por parto normal. Situaciones como múltiples embarazos, bebes con alto peso, uso de fórceps o realización de episiotomía (corte en la vagina al momento del parto) podrían contribuir a lesiones de los músculos y nervios al momento del parto. En algunos casa otras enfermedades (como diabetes) o uso de medicamentos podrían influir en este problema. Un examen físico de la región anal será necesario, el cual será de gran ayuda para identificar la presencia de lesiones. Así mismo un ultrasonido de esa área será un estudio que nos confirmara si existe algún daño.


Tratamientos


Cambios de dieta
Medicamentos
Ejercicios de los músculos de la
Bio-retroalimentación
Cirugía para repara los músculos
Marcapasos en el ano
Esfínter artificial


En muchos casos se requiere la realización de otro estudio para una mejor valoración. Entre estos se encuentra la manometría anorectal, el cual consiste en la colocación de un delgado tubo en el ano, que nos sirve para valorar la presión (fuerza) que ejercen los músculos del ano, en reposo y al momento de apretar, o que nos ayuda a saber si es un esfínter débil o débil. Existen otros estudios para valorar la función de los nervios que le dan sensibilidad al ano.


¿QUÉ PUEDO HACER PARA TRATAR ESTE PROBLEMA?


Después de una historia clínica cuidadosa, un examen físico y la realización de estudios para determinar la causa y gravedad de su problema, podremos plantear un tratamiento. La mayoría de los casos pueden ser resueltos con simples medidas como cambios en la dieta y medicamentos. Así como eliminar cualquier otro padecimiento (inflamación del colon y recto), que pueda mejorar o eliminar los síntomas. De manera general se recomienda la realización de ejercicios pélvicos para fortalecer la musculatura anal, lo cual puede ayudar en muchos casos. Un tipo de terapia física llamada “bioretroalimentación” puede ser usada para ayudar a la sensibilidad de los pacientes al momento que presenta la sensación de evacuar y ayuda a dar fuerza para apretar.


La lesión de los músculos puede ser reparada mediante cirugía. Algunos individuos se podrían beneficiar con una nueva terapia llamada “neuroestimulación sacra” la cual consiste en aplicar mínimas cantidades de corriente eléctrica mediante un generados externo hacia esa región lo cual ayuda a recuperar la sensibilidad y fuerza y mejorar los síntomas de incontinencia.


En casos extremos los pacientes pueden ser llevados a la realización de una colostomía definitiva (exteriorizar por una orificio en la pared del abdomen una boca de intestino grueso), con el fin de mejorar su calidad de vida.

 

Incontinencia Fecal